Con el “Sabinosaurio” de Coahuila como invitado especial, el Museo Regional de Historia de Colima festeja 33 años

  

  • Una réplica a escala natural del gigante que habitó en el actual territorio de Coahuila hace 70 millones de años, es apreciada por el público colimense.
  • La exposición Semillas de vida, la sexualidad en occidente también forma parte de la celebración; abre en este lugar por primera vez de manera presencial.

Colima, México. Hace 33 años, un convenio entre el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la Universidad de Colima y el Gobierno del Estado de Colima, permitió crear el Museo Regional de Historia de Colima (MRHC). Este 2021, el recinto festeja su aniversario con la presencia de un huésped distinguido de casi 9 metros de largo y aproximadamente tres metros de altura, llamado coloquialmente “Sabinosaurio”.

            La exposición Semillas de vida, la sexualidad en occidente también forma parte de la celebración, al abrir de manera presencial para el público colimense, por primera vez, luego de su presentación virtual. La muestra brinda un recorrido por esta región de México y la oportunidad de conocer cómo la población de la época prehispánica concebía el cuerpo, la desnudez y la sexualidad, a través de una extraordinaria colección de piezas arqueológicas.

Durante la celebración de aniversario, el recorrido inaugural por la muestra se hizo acompañado de sonidos de música autóctona, interpretados por el maestro David Alva.

La presidenta del Consejo de Paleontología del INAH (ConPal), Felisa Aguilar Arellano, abrió los festejos con la plática El “Sabinosaurio”, un hadrosaurio gigante recorriendo el México actual, en la que expuso datos sobre la especie de los hadrosaurios y cómo se encontró el ejemplar de Sabinas, Coahuila.

El “Sabinosaurio” es una reproducción a escala natural del fósil de un hadrosaurio, del género Kritosaurus (“reptil separado”): un dinosaurio herbívoro conocido también como “pico de pato”, el cual habitó en el territorio que hoy ocupa el estado de Coahuila, hace 75 millones de años, aproximadamente, y que fue encontrado en 2001 por el ingeniero Juan Pablo García, oriundo del municipio en dónde halló el fósil: Sabinas, de ahí su nombre “Sabinosaurio”, que significa “el réptil de Sabinas”.

            La réplica que exhibe el MRHC hasta abril de 2022, fue elaborada en 2003, a través de la colaboración entre la asociación civil Paleontólogos Aficionados de Sabinas (PASAC) y el Instituto de Geología de la UNAM, así como de Animatronics, México. La reproducción, junto con el material original, está bajo custodia de la PASAC.

Desde 2017, en colaboración con el Centro INAH Coahuila, a través de su sección de Paleontología, la reproducción es presentada en distintos museos del INAH, y en el marco del aniversario del MRHC llega a la ciudad de Colima.

            La paleontóloga Felisa Aguilar destacó que la exhibición de “Sabinosaurio” es posible gracias a que se recuperaron y estudiaron los restos fósiles, para lo cual, la colaboración entre la comunidad de Sabinas y los especialistas fue clave.

El ingeniero Juan Pablo García descubrió los restos fósiles del hadrosaurio cerca del arroyo de Buena María, en el ejido Mezquite; paleontólogos aficionados de la PASAC, asesorados por paleontólogos profesionales, hicieron el rescate y trasladaron los vestigios en férulas de yeso al Museo de Geología de la UNAM, en la Ciudad de México. Ahí, se identificó como Kritosaurus sp. Se calcula que su tamaño llegó a los 9 metros de longitud y de altura, y al nivel de la cintura, tres metros.

De acuerdo con los paleontólogos que lo estudiaron, dirigidos por René Hernández, del Instituto de Geología de la UNAM, la importancia de “Sabinosaurio” radica en que de familia de los “Pico de Pato”, los dinosaurios más abundantes y variados del periodo Cretácico, este es el ejemplar más completo que se ha encontrado en México, del cual se recolectó el 80 por ciento del esqueleto.

Felisa Aguilar señaló que para la reconstrucción de “Sabinosaurio” se requirió de un equipo multidisciplinario donde la paleontología fue la base para que el organismo fuera lo más parecido a cuando vivió hace 75 millones de años. Para su reconstrucción se duplicaron los huesos en moldes empleando una sustancia derivada del látex.

Los dinosaurios dominaron la Tierra hace 180 millones de años, y la única forma de estudiarlos es a través de sus restos fósiles: huesos, pisadas e impresiones de piel y rocas estomacales llamadas gastrolitos.

El “Sabinosaurio” comenzó su itinerancia en el municipio de General Cepeda, Coahuila, después se presentó en recintos de la Red de Museos del INAH: el Museo Regional de La Laguna, en Torreón, Coahuila, y en el Museo Regional de Historia de Aguascalientes.

De acuerdo con el director del MRHC, Fernando Rodríguez García, la exhibición del “Sabinosaurio” forma parte de un proyecto del recinto que busca abrir espacio a la paleontología, así como diversificar actividades y ofrecer nuevas experiencias al público.

Asimismo, se abrió la Mediateca, donde se reúnen una fonoteca y la sala de lectura “Un capitán de 15 años”, a cargo de José Alberto Llanes, informó el director del museo. El cierre de los festejos estuvo a cargo del Ballet Folklórico de la Universidad de Colima.

El horario del MRHC es de martes a sábado, de 9:00 a 18:00 horas, respetando los protocolos sanitarios: uso obligatorio de cubreboca, toma de temperatura y uso de  alcohol gel.



Categorías:Foto del día

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: