Reabren la Casa de las Águilas en la zona arqueológica del Templo Mayor

·       Con cubierta e infraestructura modernizadas, el edificio prehispánico puede ser visitado nuevamente, luego de su cierre temporal.

·       Con un presupuesto de siete millones de pesos, también se inició la sustitución preventiva de las cubiertas de los Templos Rojos y de la Etapa II.

CDMX. La secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, acompañada de autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y del Museo y de la Zona Arqueológica del Templo Mayor, encabezó esta mañana la reapertura al público del monumento prehispánico conocido como la Casa de las Águilas.

Este espacio, perteneciente al antiguo Recinto Sagrado de México-Tenochtitlan, tiene ahora una nueva cubierta, instalada en julio de este año, en sustitución de la techumbre afectada por una granizada atípica, ocurrida el 28 de abril de 2021 y, además, se renovaron servicios como andadores, iluminación museográfica y sistema de videovigilancia.

“Preservar la Casa de las Águilas, el Templo Mayor, la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México y otros inmuebles patrimoniales es una instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, porque cada uno salvaguarda las raíces y la memoria de nuestro país”, declaró Frausto Guerrero.

Acompañada del secretario técnico del INAH, José Luis Perea González, en representación del titular de este instituto, Diego Prieto Hernández, así como del coordinador general de la Autoridad del Centro Histórico, José Manuel Oropeza Morales, y de la directora del Museo del Templo Mayor (MTM), Patricia Ledesma Bouchan, la responsable de la política cultural del país recordó que las acciones de conservación de la Casa de las Águilas iniciaron la misma noche en que se registró la granizada atípica.

Desde entonces, dijo, priorizando la seguridad del personal, especialistas monitorearon a diario las condiciones de humedad, temperatura y de conservación general del edificio mexica.

“El Templo Mayor y todo nuestro Centro Histórico forman un gran espacio vivo, orgánico y que siempre se estará manifestando. Lo que nos corresponde en nuestro tiempo es preservarlo y legarlo a las futuras generaciones”, dijo la secretaria de Cultura federal.

Por su parte, el antropólogo José Luis Perea, secretario técnico del INAH, reconoció el trabajo multidisciplinario que permitió que ahora la Casa de las Águilas cuente con una nueva cubierta, la cual «no solo lega al edificio prehispánico una infraestructura que soporta de mejor manera los eventos naturales, gracias a su pendiente y sus drenes, sino que, incluso, usa materiales más resistentes y, a su vez, ligeros».

En su intervención, la directora del MTM, Patricia Ledesma Bouchan, informó que “todos los trabajos han derivado de decisiones colegiadas entre las voces más especializadas dentro y fuera del INAH: arqueólogos, restauradores, urbanistas, ingenieros y arquitectos, cuya meta común fue adaptar una estructura modernizada a un bien arqueológico de grandes dimensiones y de más de medio milenio de antigüedad”.

Cabe recordar que el diseño de la nueva cubierta –la cual protege una superficie de 800 metros cuadrados– conservó el sistema de tridilosa, ideado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, toda vez que permite cubrir grandes claros sin necesitar demasiados puntos de apoyo.

Reemplazo de otras cubiertas

En el evento, la secretaria Alejandra Frausto Guerrero anunció que, gracias a un recurso de siete millones de pesos, se han iniciado las acciones para reemplazar las cubiertas de los Templos Rojos Norte y Sur, así como de la Etapa II del Templo Mayor, para lo cual, también se optó por el sistema de tridilosa con galvatecho.

Al respecto, la restauradora Mariana Díaz detalló que, en lo que resta de 2022, se realizará el cambio de las cubiertas de los Templos Rojos, las cuales ocupan una superficie de 90 metros cuadrados, cada una.

En tanto, el cambio de la cubierta de la Etapa II, dada la complejidad técnica de su ejecución, se hará en dos fases: en lo que resta de este año se retirará la cubierta actual; y la nueva –de 460 metros cuadrados– se colocará en el primer semestre de 2023.

El jefe de departamento de Servicios Generales, Osbaldo Martínez, subrayó que, debido a que este monumento se ubica al centro de la zona arqueológica, no es posible hacer excavaciones profundas, por ello, los trabajos en la Etapa II se harán sin el uso de maquinaria pesada y respetando las áreas en las que desplantan las cimentaciones actuales de la cubierta.

Cabe recordar que el MTM, como su Zona Arqueológica y, por supuesto, el monumento prehispánico conocido como la Casa de las Águilas, puede visitarse de martes a domingo en un horario de 9:00 a 17:00 horas.

Fotos. Edoardo Esparza Chavarría, Secretaría de Cultura.



Categorías:Foto del día

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: