En 2022, el INAH continuó sus tareas de manera híbrida, en pro de la protección, conservación y difusión del patrimonio

* Intensificó el uso de las herramientas tecnológicas en el ámbito académico.

* Se realizó la primera declaratoria federal de Zona de Monumentos Arqueológicos de esta administración, para Cañada de la Virgen, en Guanajuato.

En sintonía con las acciones emprendidas por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México en 2022 y con el compromiso firme hacia la investigación, protección, conservación y difusión de la riqueza histórica, arqueológica, paleontológica, lingüística y antropológica de México, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha continuado sus labores sustantivas en la custodia del patrimonio cultural del país.

A lo largo del año, y bajo los protocolos sanitarios en cada estado, el instituto retomó paulatinamente sus labores presenciales en los distintos espacios que custodia en la república.

El INAH es una de las instituciones con mayor presencia en el país. Bajo su resguardo están 194 zonas arqueológicas habilitadas a la visita pública, incluida la primera de tipo paleontológico, ubicada en Coahuila, así como 162 museos de tipo nacionales, metropolitanos, regionales, de sitio, locales y comunitarios.

Como parte de las acciones implementadas por la Secretaría de Cultura federal, dentro de la campaña #VolverAVerte, en lo que va del año han reabierto a la visita pública 132 museos de la red del INAH.

En lo referente a las zonas arqueológicas, este año han reabierto 44, con lo que ya suman 162 las reabiertas al público, bajo la nueva normalidad.

El INAH cuenta con 871 investigadoras e investigadores, de los cuales 223 están inscritos en el Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. En lo relativo al quehacer de investigación, se autorizaron 966proyectos, como elPrograma de Etnografía de las Regiones Indígenas de México en el Nuevo Milenio, el Proyecto Templo Mayor y el Programa de Arqueología Urbana,así como los salvamentos arqueológicos que acompañan los trabajos de infraestructura del Tren Maya.

Entre las tareas de este último, destacan la investigación en superficie, levantamientos topográficos y uso de tecnología LiDAR para la puesta en valor de sitios de la Ruta Puuc, como Kabah, Sayil, Oxkintok, Labná, Xlapak y Chacmultún, además de Uxmal, declarado Patrimonio Mundial.

Se inició la edificación del Museo de la Ruta Puuc, en Kabah y, paralelamente, el INAH colabora con la Secretaría de la Defensa Nacional en la creación del Parque Nacional Nuevo Uxmal, donde realizará prospección arqueológica.

Los Centros de Atención a Visitantes (Catvis) se construyen bajo la supervisión del INAH, para optimizar la experiencia de visita a las zonas arqueológicas adyacentes a la ruta ferroviaria.

Asimismo, arrancó el Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza), el cual incluye acciones de investigación, conservación, infraestructura y servicios al visitante en 26 de estos sitios ubicados en la ruta del tren. También, como parte de esta iniciativa, se realizan trabajos en las zonas arqueológicas de Ichkabal y Paamul II, en Quintana Roo.

Destacan las tareas del proyecto “La prehistoria y paleoambiente del noroeste de la Cuenca de México”, donde el INAH realizó labores de salvamento arqueológico en las obras del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en el Estado de México, cuyos hallazgos se tradujeron en la apertura del Museo Paleontológico de Santa Lucía Quinametzin, el pasado 21 de marzo.

En materia académica, este año se han realizado 2,031 encuentros académicos, que ejemplifican la labor diaria de la institución y de sus 871 investigadores, entre los que se encuentran la Cátedra Carlos Monsiváis, la II Jornada Los fósiles que nos unen, la XXI Semana Cultural de la Diversidad Sexual y el Simposio Proyecto Teotihuacan. Sesenta años 1962-2022, entre otros.

Por otra parte, dentro del Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos se inscribieron 567 sitios arqueológicos, con los cuales el número asciende hoy a 55 mil 544 los registrados por la institución. 

A lo anterior se agregaron, por un lado, 63 inmuebles históricos, ubicados en 10 entidades y, por otro, 21,191 monumentos de carácter mueble, de los cuales 19,022 son piezas arqueológicas y 2,169 son elementos de tipo histórico. Entre el patrimonio registrado están artefactos, textiles, restos óseos, fósiles, instrumentos musicales y documentos, entre otras manifestaciones culturales.

Además, se han incorporado 367 fichas nuevas al Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles, el cual ahora asciende a 119,722 registros. Además, se actualizaron 1,802 fichas del catálogo.

El INAH coadyuva en el combate del tráfico ilícito de bienes culturales, así como en la repatriación de piezas que son patrimonio nacional y están de manera ilegal en el extranjero. En este sentido, como resultado de la campaña #MiPatrimonioNoSeVende, durante esta administración se ha logrado la recuperación de más de nueve mil piezas arqueológicas e históricas.

La institución ha continuado con la atención de los monumentos históricos y bienes muebles bajo su resguardo y que fueron afectados en 11 estados del país por los sismos de 2017. Al conmemorarse el primer lustro, el INAH ha devuelto a las comunidades 1,523 inmuebles históricos y arqueológicos restaurados, de 2,340 dañados. Dicho avance ha permitido concluir la restauración de todas las edificaciones patrimoniales afectadas en Tabasco, Veracruz, Guerrero, Hidalgo y Chiapas.

Entre los inmuebles entregados sobresalen la parroquia de Santa Elena de la Cruz, en Xoxocotlán, y el Templo de San Juan Bautista, en San Juan Cacahuatepec, Oaxaca; la Catedral de San Cristóbal de las Casas y el Templo de Santo Domingo de Guzmán, en Chiapas; así como la conclusión de la primera etapa de intervención del Templo de San Juan Bautista, en Cuauhtinchan, Puebla.

Además, de los 761 paquetes de bienes muebles dañados, como retablos, esculturas, pinturas y otros elementos de culto que son restaurados por el INAH, ya se han atendido 307, habiendo concluido con los correspondientes a Tabasco y Veracruz. Destaca la entrega de la escultura de pasta de caña del Señor Santiago Apóstol a la comunidad de Izúcar de Matamoros, Puebla.

En materia de difusión, se realizaron el 23 Encuentro Nacional de Fototecas y la 33 Feria Internacional del Libro de Antropología e Historia, esta última con más de 260 actividades culturales, las cuales registraron alrededor de 68 mil personas de manera presencial, en el Museo Nacional de Antropología, cantidad a la que se sumaron 55 mil visualizaciones registradas en INAH TV.

Por otra parte, el pasado 20 de septiembre, el sitio prehispánico de Cañada de la Virgen, ubicado en el municipio de San Miguel de Allende, Guanajuato, fue declarado Zona de Monumentos Arqueológicos por decreto presidencial; se trata de la primera declaratoria federal de este tipo firmada en la administración del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En el rubro de exposiciones nacionales, el INAH ha organizado 39 exhibiciones, entre ellas “Las culturas de un cactus sagrado”, “La diosa de la casa de Rembrandt. Hendrickje Stoffels como Palas Atenea”, “Una larga hebra y Tlateccáyotl: Los artistas de las piedras preciosas” y “Los niños de las piedras preciosas”.

En cuanto a exhibiciones en el extranjero, la institución ha organizado y/o participado en 12, entre las que destacan “Códice Maya de México. El libro más antiguo de las Américas”, en el Centro Getty, en Los Ángeles, California, Estados Unidos; “Aztecas”, en el Museo Nacional de Corea, en Seúl, Corea del Sur, y “Las vidas de los dioses: la divinidad en el arte maya”, en el Museo Metropolitano de Arte, en Nueva York.

De enero a noviembre, se recibieron un total de 14’086,754 visitantes a los espacios culturales bajo custodia del INAH, de los cuales 9’282,632 corresponden a zonas arqueológicas, y 4’804,122, a museos. Además, contabilizó 5’010,137 visitas a su página web, y por medio de las redes sociales y páginas oficiales de diferentes recintos ha difundido 2,316 eventos culturales y educativos.

Las acciones llevadas a cabo dan cuenta de la labor institucional y el quehacer multidisciplinario que, con la suma de las vocaciones y experiencia de sus trabajadores, hacen posible que el INAH fortalezca su impacto social, como lo marcan los ejes de trabajo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s