Avanza implementación del sistema Braille en recintos culturales del INAH

* Con esta propuesta incluyente, el instituto se ocupa en difundir el patrimonio cultural a todo público.

* Los museos de Campeche, adscritos al INAH, se distinguen por ser pioneros en accesibilidad universal.

En el marco del Día Mundial del Braille (4 de enero) y a partir de una propuesta incluyente hacia las personas ciegas o con deficiencia visual, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México ha implementado en varios museos y zonas arqueológicas bajo la administración del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el uso de estaciones táctiles en este sistema de lectoescritura, con el fin de difundir el patrimonio cultural a todo público.

Cuatro museos de Campeche cuentan con una aplicación móvil sonora que indica cómo acceder al recinto y a las salas, además de una descripción en sistema Braille de las piezas más representativas que exhiben.

Por ejemplo, mediante módulos táctiles, el Museo de Arquitectura Maya Baluarte de Nuestra Señora de la Soledad presenta una réplica de la Máscara de Calakmul; por su parte, el de Arqueología Maya, Fuerte de San Miguel, muestra la Estela 21 de Edzná; a su vez, el de Arqueología Subacuática, Fuerte de San José el Alto, expone una jarra chocolatera; y el de Arqueología Maya del Camino Real de Hecelchakán, algunas figurillas de Jaina.

Los trabajos en dichos recintos iniciaron en 2017, para lograr la accesibilidad universal mediante el uso de rampas, estaciones táctiles y pasamanos para ciegos o débiles visuales. Gracias a ello, Campeche se convirtió en el primer estado de la República Mexicana en recibir la distinción de “Turismo Incluyente”, que otorga la Secretaría de Turismo federal. 

En tanto, el Museo Nacional del Virreinato, en el Estado de México, ofrece dos exposiciones permanentes inclusivas: Monjas coronadas. Vida conventual femenina e Historia del edificio, cuyos folletos fueron elaborados en sistema Braille, en idioma español y en relieve, además de un mapa háptico (táctil), reproducciones de obras en alto relieve y tres videos en Lenguaje de Señas Mexicanas (LSM).

Aunado a ello, la asesora educativa del recinto mexiquense, Alberta Obispo Abarca, fue capacitada por el DIF Tepotzotlán para escribir en Braille y trasladar la información al lenguaje museístico.

Sumado a esta iniciativa, en 2017, el Museo Regional de Guerrero también realizó un cuadernillo en Braille con la descripción de los murales de los corredores del recinto, cuya labor se hizo conjuntamente con Jorge Alberto Hernández García, ciego de nacimiento y estudiante de la Universidad Autónoma de la entidad, quien también colaboró en la instalación de estaciones táctiles en las salas Dominio español, Lucha por la autonomía del sur, Revolución de Guerrero y Etnografía. Además, se habilitaron audífonos de diadema para que el público escuche la explicación que se ofrece en LSM.

En tanto, en la capital del país, el Museo del Templo Mayor cuenta con algunas reproducciones de piezas arqueológicas acompañadas de cédulas en Braille. Además, ha editado catálogos de las exposiciones temporales en dicho sistema, los cuales se distribuyen de manera gratuita a las y los visitantes.

Respecto a los sitios arqueológicos, en diciembre pasado, 13 de ellos desarrollaron un programa de talleres y conferencias para personas con discapacidad motriz, visual, auditiva, intelectual y psicosocial, en el marco del programa “Todas y todos disfrutando y aprendiendo en las zonas arqueológicas”.

En su Área de Interpretación, la Zona Arqueológica de Calakmul, en Campeche, presenta dos módulos podotáctiles donde se exhibe una réplica de la Máscara de Calakmul, la cual ha recorrido de manera itinerante diversos espacios de la Red de Museos del INAH.

Presentada en el Museo Nacional de Antropología, en 2015, La máscara de Calakmul. Universo de jade fue la primera exposición que favoreció el pleno acceso a las personas con alguna discapacidad, al poner al alcance un video en LSM, un cedulario en Braille con los contenidos, una cinta-guía para invidentes y personas que requieren desplazarse con bastón, recursos táctiles y libre acceso a visitantes con discapacidad motriz (con rampas con pendientes mínimas y cómodas en los cambios de nivel), además de instruir al personal de guías y custodia del recinto, para la mejor atención de los visitantes.

Por último, en la Zona Arqueológica de Cuicuilco se ha capacitado al personal del Área de Servicios Educativos para impartir un taller que explica el Escudo Nacional en sistema Braille, dicha actividad se lleva a cabo durante septiembre y noviembre, o cuando algún grupo con debilidad visual la solicita.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s