Disertan sobre formas de inclusión de las personas con discapacidad en el disfrute del patrimonio arqueológico

* En el ciclo de conferencias sobre el tema, organizado por el INAH, se expusieron las acciones que se realizan en la Zona Arqueológica Cacaxtla-Xochitécatl

Tlaxcala, México. En la atención a las personas con discapacidad es importante pensar cómo generar proyectos que sean inclusivos, que las integren en las actividades o acciones que realizan las instituciones dedicadas a la cultura y a la difusión y salvaguarda del patrimonio de las y los mexicanos, y no aprenderse un recetario de cómo tratarlas, pues la discapacidad es diversa, consideró la subdirectora de la Zona Arqueológica de Cacaxtla, Yajaira Gómez García.

Al participar en la cuarta sesión del ciclo de conferencias “Inclusión de personas con discapacidad al patrimonio cultural”, la arqueóloga subrayó que muchos museos de sitios arqueológicos que cuentan con una rampa de acceso se consideran inclusivos y dicen tener “accesibilidad”, cuando el tema va más allá.

“En este sentido, muchas zonas arqueológicas y sus respectivos recintos museísticos están trabajando en acciones como la adecuación de sanitarios y contar con videos en Lengua de Señas Mexicana (LSM) como parte de la museografía”.

En la actividad, organizada por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y de las coordinaciones nacionales de Desarrollo Institucional, de Difusión y de Museos y Exposiciones, Gómez García afirmó que no se puede hablar de una accesibilidad universal, cuando en el caso del acceso a los monumentos arqueológicos, en muchas zonas patrimoniales es difícil realizar acciones que coadyuven a que sean más asequibles; sin embargo, por ejemplo, en lugares como Mitla o Monte Albán, en Oaxaca, se han hecho acciones importantes al respecto.

“A veces, por cuestiones presupuestales, no se ha podido ajustar la infraestructura, el contenido o la señalética, pero si podemos realizar acciones como programar actividades de divulgación o capacitar al personal sobre cómo atender a las personas con alguna discapacidad”, indicó en su conferencia, titulada Estrategias de inclusión en la Zona Arqueológica de Cacaxtla, la cual fue transmitida por el canal INAH TV, como parte de la campaña “Contigo en la distancia”, de la Secretaría de Cultura.

“En la Zona Arqueológica Cacaxtla-Xochitécatl —continúo Yajaira Gómez García— se empezó a trabajar en estrategias de inclusión como la vinculación con comunidades con alguna discapacidad, además de hacer un diagnóstico de accesibilidad, con lo que se evaluó la infraestructura; estas actividades avanzan poco a poco.

“Asimismo, hemos realizado actividades lúdicas a partir de esta vinculación, además de rediseñar algunos espacios. En el caso del Museo de Sitio de Xochitécatl la accesibilidad ya estaba incluida en su diseño, aunque nos dimos cuenta que aún le faltan algunos detalles, por lo que se sigue trabajando en él”.

Dicha relación con las comunidades de personas con alguna discapacidad ha dado frutos en actividades como la creación de material informativo, donde, tanto especialistas del INAH como de estos grupos, en este caso particular, el Colectivo Jóvenes Sordos Tlaxcaltecas, hicieron el material en LSM para el nuevo museo de Xochitécatl.

La arqueóloga señaló que en Cacaxtla se trabaja en el rediseño de las rampas, así como de las maquetas para hacerlas táctiles, al igual que la superficie podotáctil y en videos informativos en LSM, además de la capacitación de los custodios para la atención a personas con discapacidad. “Se trata de acciones que sí se pueden realizar a partir de la gestión, sin gastar tanto en recursos”, destacó.

En su intervención, la coordinadora del Proyecto Discapacidad y Derechos Humanos del Programa Universitario de Derechos Humanos de la UNAM, Patricia Brogna, dictó la ponencia Didáctica para el diseño de proyectos inclusivos, en la que expuso la aplicación de un diseño universal para el aprendizaje, el cual permita hacer accesible el patrimonio arqueológico para las personas con cualquier tipo de discapacidad.

Consideró que la discapacidad no es ni está en un diagnóstico, “nos enfocamos en aquellas barreras sociales, aspectos y cuestiones, que limitan la participación de la población con discapacidad en distintos ámbitos. Igual que las barreras arquitectónicas o topográficas son las sociales que hay hacia la discapacidad, entre las que podemos identificar el estigma, los prejuicios, el temor”, aseveró.

Asimismo, manifestó que la discapacidad, en el sentido de condición, es absolutamente diversa, aun en una misma discapacidad, por ejemplo, en la auditiva se puede hablar de una persona de baja audición o sorda; de igual forma, están aquellas y aquellos que adquirieron la discapacidad o nacieron con ella.

“Es complejo cuando se hacen manuales de atención, porque en realidad son reduccionistas y refieren a un tipo generalizado de discapacidad, cuando podemos encontrar situaciones distintas. Por ejemplo, la discapacidad intelectual, que incluye algunas dificultades cognitivas, de pensamiento abstracto para el acceso a ciertos conocimientos, puede referirse a una persona con síndrome de Down, como una que tiene Alzheimer”, finalizó.



Categorías:Foto del día

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: